Donarán funcionarios locales una parte de su sueldo para apoyar a damnificados

El alcalde Enrique Rivas, informó que la aportación será del 25%, correspondiente a un mes de salario de los ediles, secretarios y directores del Municipio.

Suman esfuerzos sociedad civil, iniciativa privada y gobierno municipal, en solidaridad con las familias de Nuevo Laredo damnificadas por la tormenta, serán alrededor de 120 funcionarios del municipio los que donarán el 25 por ciento de su salario correspondiente a un mes.

Así lo expresó el presidente municipal Enrique Rivas, durante su presentación del Lunes de Informe.

“Quiero hacerlo público, tuve una reunión con los integrantes del Cabildo el pasado sábado, hablamos de las 10 mil familias afectadas en su patrimonio, que no hay recurso suficiente para regresar de manera completa la estabilidad a los damnificados, por esto, síndicos y regidores decidimos aportar el 25 por ciento del sueldo, incluidos secretarios y directores municipales”, manifestó el alcalde.

Refirió que disponer del recurso público para ayudar en emergencias no tiene gran ciencia, lo interesante es aquél funcionario que se desprende de un poco de lo que recibe, sobre todo si está en un lugar de privilegio.

El donativo saldrá de un mes de sueldo, y se espera juntar mínimo 750 mil pesos, ya que también se va a abrir la aportación a los demás colaboradores municipales que quieran ayudar en especie o realizar boteo.

Rivas Cuéllar, reconoció la buena voluntad de los regidores que se sumaron a los ediles cuyo sectores resultaron afectados.

También distinguió el esfuerzo de la sociedad civil, así como de los clubes rotarios, institutos educativos, grupos de profesionistas e iniciativa privada, que reunen esfuerzos y recursos para ayudar a la familias que perdieron todo en cuestión de minutos.

Toda  la ayuda recolectada será canalizada al DIF, para que sea esta institución la que se encargue de distribuir el apoyo a las familias damnificadas a través del censo de daños que realizan los regidores. Además de que verificarán la veracidad del censo para evitar la presencia de posibles oportunistas que busquen aprovecharse de la situación.

El Presidente Municipal agradeció que no hubo pérdidas humanas que lamentar, sólo materiales. Expresó que una característica de la gente de Nuevo Laredo es su capacidad para sobreponerse ante cualquier desafío.

“Hoy más que nunca necesitamos estar unidos, necesitamos neolaredenses de tiempo completo dedicados al auxilio. Dejar a un lado las posturas y posiciones, todos nos tenemos que sumar”, reiteró el alcalde.

No hay comentarios

Dejar una respuesta