El Inquisidor / Salud, Flor o Látigo

armando vargasPor: Armando Vargas

Con agrado se recibió el comunicado que Francisco García Cabeza de Vaca,

sobre el abasto de medicamentos que ya se encuentra en las bodegas de la

Secretaría de Salud, se habla de una cobertura del 79.56% para medicamento

de las 326 claves autorizadas y 72.40% en material de curación de las 188

claves autorizadas, con la idea de llegar a una cobertura del 100%.

Sin embargo ignoro si también se adquirió para el primer nivel de atención o

sea las unidades de salud de las Jurisdicciones sanitarias, toda vez que la

información que tengo a la mano sólo habla del 3er nivel o sea atención

hospitalaria, de ser así un 10 para el gobernador, que ya se hace costumbre

saque la cara por los yerros de sus subalternos.

La atención de la salud es un rubro que ni por descuido debe un político

desatender, los gobiernos se han ido con la finta de que hay que castigar a los

derechohabientes para que crean que el sector está en crisis y acepten las

subrogaciones ordenadas por el gobierno federal.

De ahí que las farmacias, el servicio de limpieza, los análisis clínicos,

radiológicos, de atención de enfermedades crónico degenerativas los quieren

subrogar o sea que los particulares proporcionen el servicio, por ello los

ataques a los trabajadores del sector, las presiones para que renuncien los

eventuales al negarles plazas.

Esos huecos laborales serán cubiertos por las empresas que proporcionen el

servicio, como sabemos que la salud es un negocio, mal hace el gobierno en

entregárselo a particulares, los que obviamente maximizarán sus beneficios en

detrimento del paciente.

El gobierno cobra demasiado bien al contribuyente con 35% ISPT y 16% de

IVA como para andar haciendo experimentos con empresas particulares bien

pagadas sin compromiso social. Sabemos que las empresas serán de los

funcionarios en turno.

Por ello García Cabeza de Vaca en su calidad de Gobernador de un Estado

libre y soberano pueda dar marcha atrás a esta anomalía y tomar el toro por los

cuernos, revisar el pacto federal y al estilo Trumpiano eliminar lo que no nos

beneficia ello en apego a principios de legalidad y constitucionalidad. No

puede el estado sustraerse a la responsabilidad que ordena la carta magna y la

Ley de Salud por una moda neoliberal.

Con la salud no se juega; otra asignatura pendiente es la formalización laboral

a que tienen derecho los trabajadores de la salud, muchos han pasado casi

media vida laborando con salarios fuera de la ley y sin prestaciones sociales a

la espera de una formalización, para que vengan funcionarios ocurrentes a

echarlos a la calle.

Se debe investigar que hizo Egidio Torre que dejo sin formalizar a 2,000

empleados de la secretaría, ya programados por el Gobierno Federal para

basificar los ingresados hasta Agosto de 2013. ¿Que hizo el sindicato de

marras de la Secretaría, que por pelear una impugnación abandonó a su suerte

a los empleados?

Al gobernador lo tienen mal informado, ¿quieren ahorrar? Ahorren en el

programa de vectores (Dengue) que tiran toneladas de fumigante

prácticamente a la basura atacando los efectos y no las causas, el mosco se

combate con patios limpios señores, pero el área de Promoción de la Salud

que es la que debiera trabajar en ello no lo hace porque la redujeron a nada y

no le dan presupuesto.

Esa área es la responsable de fomentar el autocuidado de la salud, del

combate a la obesidad, mejoramiento de entornos y la convirtieron en un

departamento sin fuerza. En todos los Estados de la República Mexicana es

una Dirección sólo en Tamaulipas es departamento, tan olvidado que si usted

busca en el organigrama de la Secretaría no aparece.

De eso le deben informar al gobernador, de cómo el Seguro Popular fue el

causante del desabasto de medicamentos ¿qué le hacen a los $8 por consulta

que paga el gobierno federal? eso da para resurtir medicamento si hay

recursos.

El pasado sexenio entre el departamento del Seguro popular y Promoción de

la Salud se controló a los pacientes como inducción al voto y es fecha que no

cambian a sus operadores, por ello tronó el sistema, se acabaron los

medicamentos y no resurtieron.

Eso dudo que el gobernador lo sepa, no lo saben ni los nuevos funcionarios

que aún no aterrizan de su nube de ensueño. El gobernador ahorita ya sentirá

las flores de agradecimiento por tan importante acción, pero puede recibir el

látigo del desprecio este 2018 si fue solo llamarada de petate.

Salud se politizó señores, es de importancia capital atenderla, por la salud del

gobierno, por la salud de sus derechohabientes. ¡He dicho!

No hay comentarios

Dejar una respuesta