Tiroteo en iglesia de Texas deja 26 muertos

CIUDAD DE MÉXICO.- Un tiroteo registrado este domingo en una iglesia bautista en Sutherland Springs, en el condado de Wilson, al sureste de San Antonio, Texas, dejó 26 muertos y 24 personas heridas.

El autor de la balacera, identificado como Devin Alley, de 26 años, fue abatido por la policía en el condado de Guadalupe, al norte de Wilson, según lo confirmaron las autoridades.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que 26 personas murieron en el tiroteo.

En una rueda de prensa en San Antonio, Abbott dijo que el tiroteo ocurrido en el templo First Baptist Church, “es “la peor matanza registrada en la historia del estado”.

Las autoridades indicaron que las edades de las 26 víctimas oscilan entre los 5 y 72 años de edad, una de las cuales es Annabel Pomeroy, la hija de 14 de años del pastor de la iglesia Frank Pomeroy, quien se lo confirmó a ABC News.

Se informó que el tiroteo inició a las 11:30 hora local. El suceso ocurrió en una iglesia ubicada a 45 kilómetros al sureste de San Antonio, donde hay una fuerte presencia policiaca.

Inicialmente. testigos afirmaron que había numerosos heridos y cuerpos sin vida en el templo, localizado en una zona de fuerte presencia hispana. Al momento del tiroteo asistían a misa unas 50 personas.

El Departamento del Sheriff de Sutherland, Texas informó que un hombre entró a la iglesia y comenzó a disparar. Aún se desconoce el motivo del ataque.

Testigos citados por los medios de la zona confirmaron que se escucharon varios disparos desde la iglesia, y afirmaron que cerca de 50 personas suelen asistir a las misas. Se informó además que un niño de apenas dos años de edad se encuentra entre los lesionados.

Los servicios de emergencia llegaron a la iglesia y los helicópteros transportaron a las víctimas a los hospitales.

Agentes de la Oficina Federal de Investigaciones, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos y otras agencias también acudieron a la escena del crimen.

Las autoridades señalaron que se investiga si el atacante, que pereció poco después del tiroteo, pertenecía a una organización criminal

Minutos después de conocerse la noticia, el presidente Donald Trump se solidarizó con las víctimas y dijo que estaba “monitoreando la situación desde Japón”, en medio de su visita por Asia.

“Nuestras oraciones están con todos los que fueron perjudicados por este acto malvado. Nuestro agradecimiento a las autoridades por su respuesta”, manifestó el gobernador Greg Abbott en su cuenta de Twitter. (Proceso/ Con información de agencias)

No hay comentarios

Dejar una respuesta