Cuentas Claras / Nuevos diputados, ¡hay gran trabajo!

. Baja votación es un llamado a corregir viejos vicios de quienes son electos . Trabajo sobrará al hacer lo que se debe y lo que no se hizo por conchudez . Ni conocimiento ni disposición tenemos de los recursos del cruce de carga

Aclarando. – Inobjetable el triunfo del PAN, pero no oculta el predominio del abstencionismo, que a decir verdad en gran parte se le debe al mal papel de los aun diputados, los que acostumbran desaparecer de un plumazo apenas son electos y pierden todo contacto coa ciudadanía. Ojala y este reciente elección sea para que recapaciten los electos, Imelda San Miguel, Manuel Canales y Félix “Moyo” García, corrijan y realicen su verdadero papel en favor de la ciudad, cuál debe ser, nada más.
Claro que no. – No se pueden sustraer al gran trabajo que hay por hacer y el que se ha dejado de hacer. El gran padecimiento es la simulación, la agachonería, la conchudez y demás conceptos que van con el importamadrismo. Sobran ejemplos; nos “doran la píldora” con una mega inversión prestada de otra obra para ampliar la ruta nacional no obstante apenas la habían rehabilitado. Si los nuevos diputados integran equipo y trabajan de la mano con el alcalde Enrique Rivas, se tendrán resultados.
Clarín. – Es mucho el atropello para la ciudad, nos quitarán los dos carriles dobles en “catafixia” por una autopista que nos ahorrará apenas cinco minutos de tiempo hacia La Gloria, todo esto sin tener la más mínima opinión y menos la decisión de la ciudadanía. Ah y además este sesudo y súper proyecto del Gobierno Federal, no contempló en reparación los 10 kilómetros que existen de la vieja Garita del Kilómtro26 hacia nuestra ciudad. Aun cuando es terreno de SCT, jamás se les ha dado atención.
Claro que sí. – ¿Otros abusos?; Porque permitir que a Nuevo Laredo le sucede que de un plumazo le quiten camiones de carga que cruzaban por el Puente III para desviarlos por el Puente Colombia cada vez que se tiene algún tipo de problema en el cruce local. Es increíble que nadie proteste y seamos atrapados por el sometimiento. Insólito, que la última vez que sucedió esto, tuvieron que pasar tres meses para que nos devolvieran el movimiento de carga cedido a la vecina aduana de Nuevo León.
Clarificando. – Es realmente penoso que aun cuando estemos preparados técnicamente para el cruce de carga peligrosa, sigamos dependiendo de trámites diplomáticos para la autorización. Y la rúbrica de la burla es que se nos niega como primera aduana este tipo de movimiento de carga, mientras Colombia si la tiene de manera exclusiva, no obstante que no reúne las condiciones de seguridad, pues en caso de siniestro dependería de Nuevo Laredo al no contar con Departamento de Bomberos.
Claroscuro. – Qué tristeza que únicamente a Nuevo Laredo le suceda que se tengan los trámites más engorrosos y se lleve hasta un ahora y media darle salida al mismo trámite, en tanto la Aduana de Colombia, libera un pedimento en menos de cinco minutos para el cruce de mercancía. Ah, pero decimos ser la Aduana número uno de América Latina, presumimos propia la presidencia de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales, pero no tenemos voz ni mucho menos voto.
Claridades. – Otra tarea para los nuevos diputados; fueron grandes luchas y sorteo de grandes obstáculos como el gobierno de Nuevo Laredo y la Iniciativa Privada superaron el desafío de construir el Puente del Comercio Mundial el cual actualmente genera 20 millones de pesos al año y sin embargo desconocemos cómo se administran esos recursos provenientes de los aforos. El Gobierno del Estado, nos quitó –cual dulce a un niño– el Fideicomiso del Puente III. Y no opinamos, menos administramos.
Sabía usted que. – En Laredo, Texas para tramitar el uso del Carril Sentri ante autoridades americanas se paga alrededor de 122 dólares cada seis años, mientras que en Caminos y Puentes Federales (Capufe) delegación Nuevo Laredo el pago es de cinco mil 50 pesos y la gestión es cada año, amén de que las innumerables quejas de usuarios por el mal servicio y pésima atención de empleados. Así, sólo a Nuevo Laredo le pasa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta